Recomendado en Bodas.net

La Posada

Diferentes etapas históricas se dan cita en la edificación de La Posada Real del Pinar, etapas que van desde finales del siglo XVI hasta principios del XX. La zona central, actualmente dedicada a comedor, con sus tres bóvedas rebajadas de crucería, constituye la parte más antigua de la Posada (fines del XVI y principios del XVII).

La Posada abrió sus puertas en el año 2000 con once habitaciones. En el año 2003 entraron en funcionamiento ocho habitaciones más y en el año 2004 se inauguró el conjunto formado por el Pabellón y el Palomar, para la celebración bodas y eventos.

Tenemos pues ya una larga trayectoria en la atención al cliente avalada por la Junta de Castilla y León que nos ha otorgado hace ya varios años la Marca de Excelencia de Posada Real, marca que vamos revalidando cada año.

Las habitaciones

La Posada se reparte en catorce habitaciones: dos cuádruples (conjunto de dos habitaciones que comparten cuarto de baño, ideal para familias con niños o grupos de amigos), diez dobles, y dos individuales o dobles pequeñas. Así pues, la capacidad total de la Posada es de 30 personas.

Los cuartos de baño están recubiertos de gresite de vivos colores, algunos cuentan con bañera y ducha separadas, y los dormitorios tienen todos televisión y bandejas con kettles para la preparación de cafés e infusiones, cortesía de la Posada. También contamos con conexión a internet WIFI gratuito en todas las zonas comunes y en muchas habitaciones.

Los salones

La Posada cuenta con varios salones: uno con chimenea, siempre encendida en invierno, otro con mesa de billar francés y una pequeña e íntima sala de lectura en la primera planta.

También tiene dos comedores, uno de ellos situado en la parte más antigua de la Posada, con tres bóvedas de crucería de ladrillo. En nuestro comedor servimos desayunos y cenas, y también comidas por encargo.

Ofrecemos conexion a internet WIFI gratuita en los salones.

Los jardines

La situación de la Posada, en un paraje aislado y tranquilo, pero fácilmente accesible por autovía, hará que sus reuniones familiares sean inolvidables. En verano ponemos en funcionamiento el antiguo estanque de riego de la finca, piscina ecológica de forma circular. Su gran porche es ideal para disfrutar de la lectura o de una copa de vino de la Tierra mientras se pierde en el silencio o descubre como los pavos reales salen a pasear al caer la tarde. Si lo prefiere, puede tumbarse bajo la sombra de los árboles centenarios de las Terrazas.

Hace ya seis años la Junta de Castilla y León nos incluyó en la Marca de Excelencia Posadas Reales que incluye aquellos establecimientos que persiguen satisfacer al cliente sin perder su personalidad, haciendo de esta Posada un lugar único por proporcionar al huésped encanto, comodidades, trato personalizado y propuestas variadas de ocio.